¿45 MILLONES DE COLOMBIANOS LIBRES POR FIN?

Por: Montserrat Magre Colorado

(2012)

Buenos días colombianos, desde éste pequeño y humilde asiento, quiero referirme al último comunicado de las FARC, donde anuncia el cese de secuestros y la pronta liberación de todos los civiles y uniformados, esto se podría traducir como una paz que se avecina, sin embargo muchos creen que no cumplirán, que quizás sí se acaben los secuestros, pero lo más probables es, que éstos serán sustituidos por asesinatos. Es cierto que en Colombia llevamos casi 60 años viviendo en guerra en nuestras tierras, sin poder descansar y con la continua angustia de pensar que pueden llegar en cualquier momento y acometer masacres como la de La Gabarra, Bojayá, y muchos otros que han dejado cicatrices en nuestra historia patria. Muchas generaciones han nacido dentro de este conflicto, dentro de esta violencia inaceptable, dentro de esta violencia indigna, dentro de esta violencia destructora de la creación universal, de la vida, sin embargo, nuestros abuelos podían correr por las calles, montar en bicicleta y salir del barrio, regresar a casa en la noche sanos y salvos; eso no lo hemos podido vivir nosotros, los que hemos nacido dentro de este conflicto. Son muchos los compatriotas que han sufrido muy de cerca el dolor de ver a familiares y amigos arrastrados por una ideología que ya ha perdido todo su peso y su real objetivo… y que después de ser testigos de tales atrocidades, se preguntan ¿dónde quedan pues los derechos humanos? ¿las vidas y las libertades de tantos colombianos? ¿Qué hacemos con todas las lágrimas y sangre derramadas a lo largo de todas estas décadas?.. no se puede hacer borrón y cuenta nueva, las cicatrices son difíciles de borrar y de olvidar, ahí quedará por siempre la marca de la bondad y la gentileza de las FARC por buscar el beneficio de un pueblo, ¿un pueblo al que torturan y masacran? Lo que hacen las FARC al pueblo colombiano, es un ataque en toda regla, es una deshonra para la palabra justicia. Con la excusa de defensa y lucha contra el capitalismo, masacran a nuestra población civil, invaden territorios y encima tienen la desfachatez de afirmar que son luchadores y salvadores de un pueblo: “Señores de las FARC, ¿pueden ustedes mirar de frente a los colombianos y pedir perdón a las miles de víctimas que han masacrado? ¿Son capaces de liberar realmente a sus secuestrados y por una vez en su existencia ser honestos e involucrarse a la vida civil y política sin mentiras y con una bandera blanca en sus manos?”

No lo imagino, no creo en esa postura, sólo los puedo ver como hienas rastreras y hambrientas que satisfacen sus oscuros deseos de poder a costa de ciudadanos inocentes y ausentes del conflicto.

Si realmente ellos llegasen a cumplir con esa propuesta, no sólo se liberarían los secuestrados que tienen con ellos en la selva, sino que los 45 millones de colombianos finalmente, después de más de medio siglo de guerra, podríamos sentirnos en libertad.

Necesitamos recuperar nuestra dignidad, nuestra libertad y nuestros derechos, necesitamos un país abierto, necesitamos una puerta grande, que nos lleve por senderos de libertad y paz, que esa soledad que acompaña a los hijos de la guerra se termine. Nuestra tierra está llena de vacíos insondables, de la sombra sudorosa de la muerte, donde hoy solo podemos escuchar el silencio insostenible del dolor, porque el presente de los colombianos es caminar sobre piedras calientes, negras y humeantes, recogiendo a nuestros muertos, y ofreciendo lo poco que nos queda, en medio de ese mutismo temeroso que grita libertad!

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s