Mente invadida

Cuando el miedo al instante ataca, cuando la sangre se sube y acelera al corazón… manos temblando, el pecho incontrolable, el corazón se quiere salir y no encuentra el camino. Los nervios invaden al ser, y en la mente solo se hallan dos palabras: “Tranquilízate, relájate”… Mente en blanco y el intento de ocultar los nervios se hace en vano. Hallándose indefenso el ser, decide por fin hablar, salir de la duda que le carcome desde las entrañas… sus palabras salen tímidas ante el intento de vencer… vencer a ese demonio que quiere apoderarse de sus manos, de su corazón, de su mente…

Huellas que marcan mis pensamientos, recuerdos de momentos dignos de hacerles frente. Esas huellas que marcan mis pensamientos, marcan mi camino, marcan lo que soy hoy y el futuro que me espera, marcan mi identidad y mi ser en cada esquina de mi corazón.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s