Reflexiones sobre “La necesaria epidemia del inconformismo” de Pepe Mújica

Por: Montserrat Magre Colorado

(2010)

Este es el discurso que realizó el señor Pepe Mújica poco antes de aceptar la presidencia de Uruguay. En él nos habla del conocimiento, lo que hay que hacer para poder obtenerlo y brindárselo también a los jóvenes, cómo fomentarlo y que Uruguay sea potencia por tener profesionales en las diferentes áreas del saber.

Es divertida la idea que da de que le gusta darse baños en piscinas de inteligencia ajena, todos deberíamos pensar igual, ya que ahí es donde mejor se aprende, conociendo las ideas y planteamientos de las otras personas y así quizás poder llegar a una verdad conjunta (la cual tampoco sería del todo veraz si lo miramos de puntos de vista diferentes). El mundo está lleno, repleto de conocimiento, y debemos compartirlo, brindárselo a los que nos rodean, para así construir un mejor futuro para todos, en ese futuro todos verán la obtención del conocimiento como algo agradable, o como lo dice el autor “placentero”. La inteligencia a medida que se obtiene y se comparte también se hace contagiosa, se propaga como un virus, pero uno excelente que contribuye a la formación del futuro.

Para Pepe Mújica, la inteligencia es algo que debe encontrarse en las calles, no puede reservarse en las universidades o laboratorios, debe propagarse por todos lados. Habla también de que todos podemos obtener el mismo conocimiento, es decir, todos pasamos por las mismas etapas de conocimiento o los mismos escalones, pero cada cual subirá esos escalones a su ritmo, y habrá quienes suban muchos más escalones que otros, todo dependerá del inconformismo de la persona. Se necesita inconformismo, como dice Mújica: “Simplemente aprendemos a mirar el mundo con un signo de interrogación, y esa se vuelve la manera natural de mirar el mundo”.1  Debe haber inconformismo, ya que este nos impulsa a ser más curiosos a la hora de buscar conocimiento, no debemos quedarnos con lo que nos enseñan en el colegio, en la universidad, en la calle; debemos buscar más allá de eso, conocer más profundamente los temas que son de nuestro interés y disfrutar de esa obtención de conocimiento por cada día que pasa, ser capaces de poder sentir la satisfacción del conocimiento obtenido.

En mi opinión personal, creo que todo comienza desde la actitud, la educación en casa y posteriormente el colegio; todo esto es la base para que la persona se sienta atraída hacia la búsqueda de conocimiento. La actitud es lo que caracteriza a una persona desde el momento en que nace; ésta debe ser positiva, llena de curiosidad y de entusiasmo por aprender cada día algo nuevo. La educación en casa es primordial, ya que claro está, nacemos con nuestra propia actitud, pero dependiendo de lo que nuestros padres nos enseñen que es correcto e incorrecto nuestra actitud puede verse fortalecida o debilitada, y esto se verá reflejado más adelante cuando tengamos que enfrentarnos solos a la vida. La educación escolar, nuestra base del conocimiento, será la que nos guie en las diferentes áreas del saber; también será la que nos lleve a escoger nuestra carrera obedeciendo los temas que fueron de nuestro interés a lo largo de los años de escuela.

No hay que olvidar que todo es mejor que ayer, cada día se observan mayores oportunidades en todos los campos, el Internet es la mejor herramienta a la que todos podemos y deberíamos acceder con curiosidad, con ganas de conseguir más conocimiento. El querer obtener no es malo, al contrario, es mejor ver a quien desea leer un libro que a quien prefiere estar perdiendo el tiempo haciendo cualquier actividad trivial. Por eso, debemos llenar a los jóvenes de interrogantes para que se sientan en la obligación de buscar las respuestas a sus preguntas, que vean necesario el tener que buscar conocimiento por diferentes medios y en lo posible llegar a él, para luego sentir la enorme dicha de haber encontrado las respuestas que tanto buscaban.

Pepe Mújica termina su discurso hablando de los tiempos electorales, afirmando que son malditos y benditos, ya que los hacen pelear, pero también nos hace “dueños de nuestro destino”, y que siempre la democracia, hasta la peor, será mil veces superior que la mejor dictadura. También aclara que la política es para servir al pueblo, mas no para servirse del Estado como muchos que no conocen y creen que para eso son los políticos; aquellos que se sirven del Estado en realidad tampoco saben el verdadero significado de la política.

  

1 Mújica, Pepe. http://www.aigob.org/content/view/196/25/

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s