¿Alcalde ideal? Utopía democrática

Por: Montserrat Magre Colorado

(2011)

En la Antigüedad, ya Platón nos planteaba la idea de un gobernante, el perfecto para el cargo de controlar, administrar un grupo social. El se basó en 3 ideas fundamentales, características básicas para encontrar un gobernante óptimo, el que poseyera las tres era el perfecto para tal cargo. Estas características eran: ser virtuoso, sabio y filósofo.

En el aspecto de virtud, se contenían la honestidad, el altruismo, hacer el bien, ser justo, proclive a defender la libertad, prudente, equilibrado, solidario, respetuoso, ético. Estas virtudes son internas de la persona, no todos las poseemos, por eso quien sí las posea es buen candidato para ocupar cargos de gobernante, la virtud se conforma de calidades intrínsecas o aprendidas de los seres humanos. La sabiduría, segunda característica, se perfecciona,  se reconoce por el conocimiento que llega a tener una persona, es la aplicación de la inteligencia en la experiencia, la persona sabe discernir sobre la verdad, sabe distinguir entre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, tiene un idóneo sentido común, posee un juicio sano basado en el entendimiento y el conocimiento. Santo Tomas también habló sobre esta característica, decía que la sabiduría es el conocimiento cierto de las causas profundas, es la prudencia, la forma correcta de aplicar el conocimiento, es la capacidad para prever las consecuencias y actuar para maximizar el bien común, es el atributo del ser humano para tomar decisiones justas, todo va más allá del mismo intelecto. La sabiduría en realidad no se encuentra en las palabras que pueda decir una persona, está en los hechos que ésta ha realizado a lo largo de su vida. El ser filosofo trata de que la persona debe tenerle amor a la sabiduría, analizar, reflexionar sobre preguntas como: ¿Quiénes somos?, ¿Dónde estamos?, ¿Por qué estamos?, ¿hacia dónde vamos?, entre otras muchas. El hombre se hace preguntas por el origen de las cosas, el origen del hombre, sobre la realidad, cuál es el sentido de la vida, cuál es la finalidad del actuar del hombre; debe tener amor o un real interés por conocer y descubrir las causas del universo, estudiar problemas y demás. El filosofo es quien reflexiona sobre todos estos temas, es por esto que así debe ser el gobernante, no quedarse en la simple realidad que le dan, debe ser investigativo, ser curioso, preguntarse el por qué de las cosas, debe ser una persona aterrizada y que sepa cómo deberá actuar y qué decisiones tomar ya que estará a la cabeza de un grupo social, de una comunidad que lo ha elegido por ser la mejor opción al poseer todas estas particularidades que lo hacen idóneo para el cargo.

Estos aspectos fundamentales se aplicaban en la época de la polis, hoy en día también pueden ser perfectamente utilizados para saber escoger un gobernante ideal, sobre todo para nuestra ciudad, que necesita con urgencia un alcalde que no vaya a apoderarse del presupuesto destinado para el desarrollo de la ciudad, que sepa tomar las decisiones para que Cartagena avance, que sepa prever las consecuencias de acciones que vaya a tomar, que pueda acabar con la corrupción, que no sea ambicioso y que no se deje influir negativamente por otros, que sea respetuoso, respetable, admirable, honorable, honesto, correcto, justo, equitativo; que sepa ver más allá de lo simple y que proponga verdaderas soluciones para esta ciudad, que con cada alcalde que se posesiona no sabemos si las cosas van para peor o siguen igual de mal. En ocasiones se cree que el sistema “menos” malo es la democracia, pero, ¿qué clase de democracia es esta donde los votos se compran, los candidatos son igual de corruptos, el pueblo se deja llevar por la imagen y no por los logros políticos y se acaba la gente en la que se pueda confiar? Esta democracia no se podría considerar como tal, los gobernantes se amparan bajo el concepto de democracia mas no actúan conforme a el, la realidad de la democracia es que sigue siendo lo mismo, pero estos políticos engañan y actúan haciéndole creer al pueblo que lo que se vive es democracia cuando no lo es, ya no es lo mismo de la época de Platón y Aristóteles, esa democracia de la Antigüedad (aunque no tan ideal ni tan igualitaria por la calidad de esclavos que muchos en estas Ciudades-Estado vivieron) se ha perdido, ya es meramente de sueños, utópica. Nuestra única solución: hacer la democracia una realidad en nuestra ciudad, no permitir atropellos y mucho menos la corrupción que cada día que pasa envenena más a los que van posesionándose en las esferas del poder. 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s